Por su composición, textura y características, todos los géneros que usamos para confeccionar nuestras prendas son súper nobles. Por eso, te recomendamos tomar ciertos recaudos a la hora del lavado y secado.

El mejor consejo es lavar todas nuestras prendas a mano, con la prenda del lado del revés (dada vuelta) así evitás dañar o percudir la superficie visible de tu Viavanna.

El mejor tip es lavarlas suavemente usando productos para lavado de prendas delicadas como Camellito (nacional) o Woolite (importada).

Además, acordate de:
- NO LAVAR CON AGUA CALIENTE.
- NO LAVAR EN LAVARROPAS.
- NO CENTRIFUGAR.
- NO METER EN LA SECADORA.
- NO SECAR AL SOL.
- NO CLORAR.